2015-06-25

SOLAR DE LOS NAVARROS

El Solar de los Navarros (Urbasa y Andía)

Al observar un mapa de  los términos municipales de Navarra se                                            aprecia en la zona occidental un amplio territorio que no pertenece                                       a ningún ayuntamiento. Esta peculiaridad de las sierras de Urbasa y Andia se debe a que configuran un terreno comunal para todos los navarros que reconoció expresamente la Ley Paccionada de 1841. 
Pertenecieron al patrimonio real y desde tiempo inmemorial todos los navarros han tenido derecho a pastar el ganado, hacer chozas o aprovechar la leña. Por ejemplo, en el siglo XVI más de 100.000 cabezas de ovejas, cerdos, yeguas o vacas llegaban en primavera, pacían en verano y se retiraban en otoño. Aunque muchos lo desconocen (otros no, que bien lo utilizan) este uso comunal permanece y cualquier persona empadronada en la Comunidad Foral de Navarra puede solicitar al Gobierno de Navarra un lote de madera para construir su casa.
Urbasa y Andía son en Navarra las montañas más meridionales con pastos verdes durante el verano. Hasta estas dos sierras llegaban los rebaños trashumantes de la Ribera que utilizaban las cañadas reales de Tauste y la Baldorba. El uso comunal por un ganado diverso formado por vacas, caballos, ovejas y cerdos, ha llevado a las plantas a evolucionar para resistir la presión y renovarse con rapidez.
 En Urbasa se dan unas condiciones, inéditas en Europa, que han dado lugar a la formación de un césped extraordinario capaz de frenar la erosión, al igual que los céspedes deportivos y jardines.
Ambas sierras crean una barrera climática entre la zona húmeda del norte y la mediterránea del Tierra Estella, recogiendo con abundancia las precipitaciones del Cantábrico. Fueron declaradas en 1997 Parque Natural, una armonía de agua, piedra y vegetación, formada por rocas calcáreas, cuevas, simas y acuíferos, y combinada con pastizales, hayedos, fresnos, brezos, robledales y encinas. Diversas rutas señalizadas como la de los Montañeros (con formaciones rocosas para dejar lugar a la fantasía), la de las Fuentes o la de los Pastores nos permiten conocer sus grandes secretos de belleza.
Urbasa es testimonio de historia antigua ya que los vestigios hallados demuestran que hace 100.000 años estuvo poblado por cazadores que en el Neolítico iniciaron su etapa sedentaria y el pastoreo. Sus catorce dólmenes, tres menhires y numerosos crómlechs así lo recuerdan. Estos hombres y mujeres son los GENTILES.
No fue sencillo el disfrute de Urbasa y Andía y sus peligros fueron diversos: malhechores, incursiones de los vecinos fronterizos, los propios señores, los funcionarios y hasta el Estado. En 1333, los señores Álvaro de Baquedano y Diego López de Améscoa se organizaron con veinte hombres para defenderse de los guipuzcoanos que habían ocasionado muchas muertes y robos. Y en 1339, el merino organizó una batida contra Diego Ibaines de Eguinoa, el jefe de una banda de malhechores, a quien mataron en su captura, tras lo cual llevaron su cabeza a Estella.
Los vecinos de la Améscoa se opusieron a la concesión del Marquesado de San Martín a Diego Ramírez de Baquedano en 1688, lo que hubiera supuesto su señorío y el pago de impuestos. Finalmente, tras el pago de 34.000 ducados, consiguieron que una cédula real lo anulase declarando que “Urbasa y Andía son de goce común por todos los navarros y no puede el rey venderlos a ningún particular o comunidad”. Felipe IV finalmente le cambió el título de Marqués de San Martín por el de Marqués de Andía en 1695 y le concedió los quintos (tributo que cobraba el rey).
Se defendieron de los funcionarios que les prohibían ejercer sus derechos y pretendían cobrarles tasas indebidamente, por lo que en 1580 se pronunciaron las Cortes a su favor. Por último, en 1865 se entregó el patrimonio forestal al Estado y comienza una etapa de ninguneo sobre antiquísimos derechos y usos, sucediéndose los pleitos hasta 1987, cuando los montes de las sierras de Urbasa y Andia son devueltos plenamente a Navarra.
El Mirador de Urbasa, Circo Natural: BALCON DE UBABA, conocido como Balcón de Pilatos, ya que desde él, las tropas de Franco, lanzaban a los hombres que luchaban en su contra, y unos moribundos y otros muertos por el impacto contra los árboles y rocas, yacieron por cientos.  Desde arriba del circo pétreo una panorámica inigualable para quienes no padezcan de vértigo. Y en el Raso de Urbasa se encuentra el Área de Interpretación, ubicada en la antigua borda de Severino, que acoge una carbonera donde se expone el proceso de fabricación del carbón y del queso y se muestra la antigua forma de vida de los pastores.
En el Raso está también el antiguo Palacio de Urbasa, que sirvió para la defensa contra los bandidos, hoy abandonado por el Gobierno de Navarra.  El actual palacio fue construido en 1700 por Juan Ramírez de Baquedano, aunque su familia nunca llegó a habitarlo. García de Albizu cuenta que sí lo ocupó el general y ministro de la Guerra, Jerónimo Valdesén, en 1835, mientras que sus tropas pasaron la noche fuera y de pie en medio de una ventisca de nieve. En 1915 compró el palacio el hacendado de Olazti, Juan de Echávarri, y lo destinó a hotel que operó como tal hasta 1976 con una clientela refinada, aunque hoy se encuentra en estado ruinoso. También fue la base de operaciones del Padre Barandiarán en sus investigaciones por los yacimientos megalíticos de Urbasa.
Antes que el palacio existió la ermita de las Santas Nunilo y Alodia, que además de su función piadosa servía de cobijo a los pastores. En 1981 se cazó el último lobo de Urbasa, pero también temían al frío, la noche o las tormentas, no en vano con niebla en Urbasa es muy difícil orientarse. José Luis Ansorena cita a un pastor que vio morir a su hermano atravesado por un rayo. Precisamente dice la leyenda que una fuerte tormenta sorprendió a un pariente de los dueños del palacio, quien se guareció primero bajo un árbol aunque en seguida optó por hacerlo en otro mayor. Con ello salvó su vida pues en ese momento un rayo destrozó el primero y como agradecimiento su familia colocó una imagen de la Virgen en el haya milagrosa.

La mayor parte del texto, copiado de la web Curiosidades de Navarra

ACTIVIDADES: Visitas Guiadas

 PARQUE    NATURAL  DE  ARALAR -  ZEC * Navarra Donde los sentidos se dejan invadir, para soñar, disfrutar, volar y dejarse llevar ante ta...