2015-06-26

CARNAVALES - INAUTERIAK

Juan Garmendia Larrañaga ha recogido datos de varios carnavales rurales navarros y Francisco Javier Tiberio ha estudiado con detalle algunos que han renacido en el corredor de la Barranca-Burunda y Ergoiena. Así los de Ihabar, centrados en el muñeco Aitezarko, y los de Arbizu, que terminan con la quema de Aittun Aundia, el gran abuelo, y Amiñ ttikia, la pequeña abuela. En los Iyoteak de Unanua aparecen siete enigmáticas katolak o máscaras de hierro; los disfrazados moxuarrak llevan esquilas, cascabeles y unas largas varas de avellano con las que fustigan a cualquiera que ande por la calle o se asome a los balcones y ventanas. En Urdiain, mantajunas y momuxarros persiguen también con largos palos a quienes les incitan con el grito de algunas cantinelas.
Desde 1982, Alsasua cuenta con su propio carnaval, que añade nuevos elementos a los que se han rescatado del olvido. Un macho cabrío,Akerra, que personifica a Lucifer preside los movimientos y danzas de los momotxorro, para quienes se ha creado una coreografía nueva. El disfraz de momotxorro impone por su aspecto fiero, aunque el personaje se haya atemperado. Un cesto, que se coloca en la cabeza, sirve de soporte para unas cuernas de vacuno, unas trencillas y crines de caballo, que cubren el rostro, y una gran piel de oveja que abriga la espalda. De los hombros cuelga, hacia delante, una tela blanca ensangrentada. El momotxorro hace sonar, al moverse, los cencerros que lleva atados a la cintura, y porta en sus manos una horquilla de madera para hostigar a quienes le ven pasar. En un momento determinado las máscaras representan una escena de arado y siembra.


texto de la web: El Carnaval de Navarra Curiosidades de Navarra

ACTIVIDADES: Visitas Guiadas

 PARQUE    NATURAL  DE  ARALAR -  ZEC * Navarra Donde los sentidos se dejan invadir, para soñar, disfrutar, volar y dejarse llevar ante ta...